6 cosas que ver en Uzbekistán

Uzbekistan_Samarcanda

Viajar a Uzbekistán es la oportunidad de descubrir una Asia desconocida. Estamos ante un destino no muy turístico en el que podrás admirar grandiosos paisajes con estepas hasta donde la vista puede alcanzar. Aquí el olor a té, se mezcla con los cánticos de los minaretes y la amabilidad de un pueblo de lo más acogedor. Si sientes que este va a ser tu próximo viaje, aquí tienes 6 cosas que ver en Uzbekistán. 

Uzbekistán, el país de las mil y una noches

Uzbekistán, está situado en el centro-oeste del continente asiático. Tiene una gran similitud con Turquía en su parte oeste y con el Valle de Cachemira en su lejano este. Mezquitas, minaretes, palacios, madrazas, mausoleos… Todos ellos, conforman una arquitectura majestuosa que no tiene parangón en el mundo. ¡Todo un mundo por descubrir!

Además, si te apasionan las leyendas antiguas y los cuentos clásicos, aquí podrás encontrar escenarios que seguro que te suenan de historias como las de “Las mil y una noches”. Y es que Uzbekistán conserva las tres ciudades oasis más hermosas (Khiva, Bukhara y Samarcanda) de la conocida como “Ruta de la Seda”. Por ellas, pasaron mercaderes tan relevantes como Marco Polo. 

De igual modo, Uzbekistán es un país que nos invita a descubrir su deliciosa gastronomía local, resultado del conjunto de costumbres culinarias de sus habitantes. Sus platos combinan los colores de la naturaleza con los aromas de Oriente. En ellos, se mezclan las tradiciones más antiguas con ingredientes como la carne de cordero, la harina, las especias, las verduras, etc. En la gastronomía de Uzbekistán las hierbas tienen un gran protagonismo. No obstante, en sus recetas también predomina el uso del katyk. Una leche agria muy parecida a nuestro yogur. No te vayas de este increíble país sin probar el Shurpa, el Naryn, el Plov, la Chuchvara o el Dimlama. ¡Para chuparse los dedos! 

6 cosas que hacer en Uzbekistán

Viajar a Uzbekistán indudablemente es una experiencia fascinante. Su arquitectura, sus preciosos paisajes y las estepas al calor del desierto hacen de esta aventura un recuerdo inolvidable. Para que tu escapada sea perfecta en Azul Marino Viajes hemos preparado para ti una lista con las cosas que ver en Uzbekistán. 

Khiva, un museo al aire libre

Khiva es una ciudad amurallada de adobe donde el tiempo parece detenerse por completo. Se necesitan al menos dos días para admirar este precioso museo al aire libre lleno de edificios históricos. No dejes de contemplar las puertas antiguas de la ciudad, los minaretes de hasta 45 m de altura, la congregación Juma Mosque, el complejo arquitectónico de Pakhlavan-Makhmud o el refinado palacio Tash-Hauli del siglo XIX construído como residencia del emir y su harén. 

Bukhara, la ciudad santa

Para muchos Bukhara es la auténtica joya de Uzbekistán. Aquí podrás encontrar la mayor cantidad de mezquitas, mausoleos, tumbas, madrasas y otra clase de edificios islámicos impresionantes. Todos ellos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Bukhara, centro de sabiduría en la Edad Media, refleja aún ese esplendor en construcciones como la mezquita Djuma o la madrasa Mir-Arab. Para conocer bien este encantador oasis tendrás que dedicarle al menos dos días de tu tiempo en Uzbekistán. 

Samarcanda, la perla del este

Samarcanda se convirtió en una de las ciudades más bellas de Asia gracias a Amin Timur, un conocido guerrero y conquistador. Esta ciudad de la Ruta de la Seda destaca por su imponente mausoleo, así como por la sorprendente calle de tumbas de sus parientes timúridas. Pero aún hay más. Samarcanda esconde otros tesoros arquitectónicos como la mezquita Bibi Khanum y la espectacular Plaza Registan. 

El desierto de Kyzyl Kum

No puedes irte de Uzbekistán sin contemplar la belleza del desierto. Esta es una experiencia sobrecogedora que podrás vivir en una yurta. Estos son alojamientos construídos por los nómadas uzbekos para poder pasar la noche en lugares como este. El desierto de Kyzyl Kum es una vasta extensión de arena salpicada de ruinas de fortalezas antiguas tan bellas como las de Toprak Kala, Qizil Kala o Guldursun Kala.

El valle de Fergana

Esta es la zona más rica y fértil de Uzbekistán. El valle de Fergana se encuentra ubicado en la frontera con Kirguistán y Tayikistán, en el extremo oeste del país. Aquí los paisajes son más verdes y el clima más húmedo. Aunque no posee una arquitectura tan impresionante como las de sus localidades vecinas, este valle y, en especial, Kokand, Margilan o Risthan, son populares por su tradición alfarera y sus fábricas de seda. Si quieres conocer de verdad la vida tradicional uzbeka, este es, sin duda, el mejor lugar. 

Moynaq (Mar de Aral)

Hemos dejado para el final una visita que te dejará pasmado. Al noroeste de Uzbekistán se encuentra Moynaq, un pueblo fantasma con puerto, pero sin mar. Sí, has leído bien. El Mar de Aral empezó a desaparecer en los años 60. Hoy su orilla se encuentra a 150 km. Todo lo que podrás ver hasta el horizonte son arbustos, arena y barcas esqueléticas dañadas por el paso del tiempo. 

Nukus, Uzbekistan -

No lo dejes para mañana y embárcate en una aventura en la que no tendrás que preocuparte por nada con Azul Marino Viajes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario