Uno de los mayores placeres de viajar es sin duda degustar la gastronomía local en los innumerables puestos callejeros que llenan las ciudades. En este post, os enseñaremos algunos lugares con la mejor comida callejera del mundo.

1. Tailandia

Bangkok, la capital de este país, es conocida por el alto número de puestos callejeros donde se vende gran variedad de comida deliciosa. Además, suele ser increíblemente barata, por lo que los viajeros acuden en masa a probar estas maravillas. Nosotros os recomendamos especialmente los helados fritos o Itim Pad’. Este tipo de helados proviene de Asia y en Tailandia es el postre más popular tanto en los restaurantes como en los puestos ambulantes del país.

Su elaboración se lleva a cabo con ingredientes naturales, que el cliente elige en ese mismo momento. Las bases del helado varían, pueden estar hechas con yogurt natural o con una mezcla de nata y leche en polvo. Una vez elegidos los ingredientes, simplemente los echan todos en la base en la plancha y da comienzo el espectáculo.

2. Buenos Aires (Argentina)

Quienes busquen la esencia de los puestos callejeros de Argentina no pueden dejar de pedir choripanes y panchos, aunque la ciudad vive una revolución gastronómica que está sofisticando la cocina callejera, y ya es posible encontrar puestos más gourmets de carne de cordero y arepas, sabores indios e incluso franceses.

En especial, les recomendamos El mercado de San Telmo, es uno de los mercados callejeros más grandes de América del Sur y aunque  no es un barrio tan refinado como Palermo, o tan elegante como La Recoleta, tiene historia, belleza, vida, buena comida, tango y tiendas de antigüedades. Además, si prestáis atención  podréis escuchar en sus tiendas, restaurantes y puestos callejeros palabras de la jerga lunfarda como «tinglado», «cambalache», «che», «pibe», «pucho», «boludo», «chamuyar», «guita», «quilombo», «remera», «cachivache» .

3. Osaka (Japón)

En esta ciudad japonesa, se puede comer por la calle en prácticamente cualquier rincón, pero es en el centro, sobre todo en Dotombori, donde se encuentran mejores puestos. Los izakaya o puestos callejeros están siempre abiertos y destacan los de tako tamago, literalmente ‘huevo de pulpo’, una brocheta de pulpo glaseado y hecho a la parrilla cuya cabeza está rellena con un huevo de codorniz. También destacan los que sirven butaman, un bollo chino al vapor relleno de carne de cerdo y verduras; y, claro, los de takoyaki, buñuelos salados de marisco que son 100% de Osaka.

4. Bombay (India)

El malecón de Bombay es uno de los lugares preferidos para los que se atreven a comer comida callejera en la India. Hay puestos de todo tipo, destacando los de fritos y los de dulces, pequeños bocados que seguro te encantan. El precio, como no podía ser menos, es muy barato.

5. Bélgica

Si viajas a Bruselas no hay como comer waffles, la comida más famosa del lugar. Es posible encontrar camiones que los venden en varios puntos de la ciudad, y aunque no es la comida callejera más barata, esta delicia merece la pena.

6. Marruecos

En Marruecos los mercados callejeros tienen una historia de casi 900 años, por lo que son conocidos mundialmente. La comida callejera es un atractivo turístico, pero también una forma de conectar con los habitantes.

7. Ciudad de México

No hay grandes diferencias entre ciudades y pueblos mexicanos a la hora de encontrar buenas opciones de comida callejera, aunque dependerá de la región que encontremos unos u otros platillos con más frecuencia. Lo que no faltan son los tacos ni las quesadillas, que no tienen nada que ver con lo que ponen muchas veces en España. Antojitos, tlacoyos, sopes, flautas, elotes, chamorros, pozoles, burros gigantes… no faltará de nada. Un secreto, en la capital, si ves oficinistas haciendo cola, es que ese puesto es de confianza.

Deja un comentario