Camp Adventure: una experiencia con la naturaleza en Copenhague

Camp Adventure: una experiencia con la naturaleza en Copenhague
Puntúa este post:

Ya sabemos que Dinamarca, con su capital Copenhague a la cabeza, está reconocido como el país más feliz del mundo; lo que nos falta por descubrir son todos los rincones únicos que guarda este país del norte de Europa. Además de conscientes de la importancia de la felicidad en el día a día, también son grandes amantes del medio ambiente. Justo por ello, son los creadores de uno de los atractivos turísticos más sorprendentes de la actualidad: una torre de observación en forma de tornado que permite disfrutar del bosque desde las alturas. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

 

Al sur de Copenhague, en el extenso bosque de Gisselfeld Klosters, encontramos una edificación de lo más peculiar que se alza por encima de las copas de los árboles formando lo que parece un tornado estático. Hablamos de uno de los puntos turísticos más recientes que se han creado en Dinamarca de la mano del estudio de arquitectura EFFEKT. Se trata de la pieza central de una experiencia inmersiva en la naturaleza que se ha bautizado como Camp Adventure y que han ideado para locales y visitantes a la capital danesa. Cualquiera que se acerque hasta el lugar descubrirá con estupor que, a diferencia de lo que conoce hasta ahora, no tiene que conformarse con contemplar el bosque desde el suelo; podrá elevarse hasta unos 150 metros para observar la naturaleza hasta donde se pierde la vista.

Gisselfeld Klosters Skove es un histórico bosque protegido, una selva glaciar en la que descubrir preciosos paisajes como lagos, arroyos y colinas y que desde este mismo año se puede contemplar desde lo alto. Tras 900 metros de paseo por una plataforma zigzagueante, llegamos a la rampa de subida, el punto más sorprendente del recorrido. Es accesible a todo el mundo, con independencia de su condición física. Muestra una panorámica de 360º del bosque y sus inmediaciones y ha resultado un auténtico éxito, con unos 2500 visitantes el mismo día de su inauguración.

Resulta una visita sorprendente en cualquier momento, pero más si cabe en los días despejados, cuando se puede alcanzar una vista de hasta 50 kilómetros de distancia. En uno de sus puntos, veremos Copenhague y Malmo, y si nos situamos en dirección al sureste, disfrutaremos del precioso paisaje montañoso del sur de Selandia.

 

¿Quieres conocer este y muchos otros rincones increíbles de Dinamarca?

Pincha aquí ⬇️ y elige ya tu próximo viaje

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario