Cómo mantener tu casa segura en vacaciones

Cuando vuelves de vacaciones lo último que quieres es descubrir que alguien entró a tu casa a robar. Si quieres evitar cualquier disgusto y mantener tu casa segura, sigue estos pasos:

casa segura

Arréglatelas con la ayuda de tus amigos

  • Pídele a tus amigos, familiares o vecinos que estén atentos.
  • Déjales tus llaves para que echen un vistazo y puedan dejar entregas en casa y mover tu coche de lugar.

Intenta contratar un cuidador de casas

  • También puedes pedirle a un familiar o amigo de confianza que viva de manera temporal en tu hogar.
  • Pero, si no es posible, piensa en contratar un cuidador de casas respetable, puedes buscarlo por Internet.
  • El servicio puede ser caro, pero si tienes mascotas, matas dos pájaros de un tiro y así te evitas dejarlos en un hostal de animales.

No compartas detalles antes o durante tus vacaciones

  • Espera a volver de vacaciones para compartir fotos y publicaciones en las redes sociales.
  • Nunca sabes quién mira tu Facebook, Twitter o Instagram, y seguro que no quieres que la información de que la familia no está en casa caiga en las manos equivocadas.

Asegúrate de que todo parezca normal

  • Durante el año, en la mayoría de las casas no es habitual que las persianas estén cerradas, las cortinas corridas y las luces encendidas en todo momento. Procura dejarlo todo igual como cuando estás en casa.
  • También puedes invertir en un temporizador que encienda las luces un par de horas todas las noches, todo sea por mantener tu casa segura.

Cuidado con el cartero

  • Un buzón lleno de cartas hasta el tope es señal de que no estás en casa.
  • Puedes solicitar que no te entreguen revistas o correo mientras no estés, pero es mejor que un amigo se encargue de recoger todo. Así, los repartidores no sabrán que no estás.

Desconecta los electrodomésticos

  • Si quieres mantener tu casa segura, desconecta la cafetera, el ordenador, la TV y otros aparatos electrónicos. Así, no te preocuparás por haberlos dejado encendidos y evitarás daños por sobrecarga eléctrica.
  • Además, siempre está la ventaja de ahorrar energía, ya que muchos electrodomésticos utilizan electricidad a pesar de estar apagados.

Asegura los objetos de valor

  • Aunque pienses que tu vecindario es seguro, nunca debes bajar la guardia.
  • Cierra las puertas con llave, cierra bien las ventanas y las puertas para mascotas. También puedes colocar barras de metal o madera dentro de los rieles de las puertas corredizas.
  • Nunca dejes objetos de valor a plena vista.

Si tienes jardín, manténlo

  • Dependiendo de la estación del año y el tiempo que estarás fuera, haz acuerdos para el mantenimiento de tu jardín. De esa manera, tu casa no parecerá estar abandonada.
  • Intenta conseguir quien corte el césped en verano, recoja las hojas en otoño y limpie la nieve de la entrada de la casa en invierno.

Estate atento al clima

  • Si tienes una casa unifamiliar, mantente al tanto de las condiciones del tiempo en caso de emergencias relacionadas con el mal clima. Intenta conseguir un amigo que revise las tuberías durante tiempos muy fríos.
  • Recuerda que las lluvias torrenciales pueden inundar una piscina o sótano.

Protege tu coche y garaje

  • Si dejas tu coche aparcado en la entrada, saca el control remoto del coche y desactiva el mecanismo de la puerta del garaje para prevenir que los ladrones usen controles remotos universales.
  • Si dejas tu coche en un aeropuerto, asegúrate de que tu GPS no tenga la dirección de tu casa guardada como «Casa» u «Hogar». Ya que esto proporciona una ruta directamente a tu casa si alguien roba tu coche.

¿Buscas algún viaje? Descubre todos nuestros destinos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario