Últimamente, raro es el día que no sale alguna noticia protagonizada por Corea del Norte. Inmerso desde hace tiempo en una escalada bélica, ayer miércoles lanzó un nuevo misil intercontinental. Lamentablemente esto no es nuevo. En marzo de 2013 cuando visitaba la Republica Democrática (¿quién lo diría?) Popular de Corea, uno de los países más cerrados y extraños del planeta, el gobierno liderado por Kim Jong Un amenazaba con desencadenar un conflicto bélico.

Uno de los días teníamos programada la visita a la DMZ, zona fronteriza entre las dos Coreas. Nada más llegar nos recibieron unos militares, nos llevaron a una sala donde nos informaron de las particularidades de esa cerradísima y vigilada frontera. En un momento dado un capitán nos lanzó: “Estamos viviendo un momento histórico, quizás mañana mismo empiece la 3ª Guerra Mundial”, lo hizo sin inmutarse, observando su cara nos dimos cuenta que desde luego no estaba bromeando.

Por supuesto con el paso de los días la situación se fue relajando  y no pasó nada.

Actualmente grupos turísticos organizados pueden visitar Corea del Norte. A pesar de que nunca sabremos con certeza si lo que vemos durante nuestra estancia no es parte de un gran decorado, el viaje merece la pena.

Os aseguro que no hay un sitio ni remotamente parecido en ningún otro lugar del planeta y os animo a visitarlo mientras se pueda.

Deja un comentario