Las auroras boreales en 10 curiosidades
4.3 (86.52%) 46 votes
Foto por Marcelo Quinan

Foto por Marcelo Quinan

Pocos saben realmente cómo se forman o por qué se producen pero todos se quedan maravillados al ver el efecto que producen. Hablamos de las auroras boreales y hoy, te vamos a contar las X curiosidades que harán que todavía te fascine más este fenómeno.

De las auroras boreales por lo general, sabemos que se pueden ver en el Norte del Planeta (Noruega, Finlandia…), que el cielo se pone en tonos verdaceos y que todo el que tiene la suerte de poder disfrutar de este fenómeno, cuenta que es una experiencia única y que merece la pena verlas al menos una vez en la vida. Descubre las siguientes curiosidades que harán que todavía te fascine más este increíble fenómeno de la naturaleza:

  1. ¿Sabías que las auroras boreales se ven mejor a través de las cámaras? Esto es porque su luz roja se encuentra en muchas ocasiones en el límite de lo que las retinas humanas son capaces e detectar. En cambio las cámaras, «son más sensibles» y, con un ajuste de larga exposición si las condiciones climatológicas son buenas, es posible realizar fotografías únicas. En ocasiones, hasta más espectaculares de lo que estamos viendo en el momento.
  2. No todas son verdes, también hay rojas y azuladas: Las auroras boreales se producen al interactuar las partículas solares con la capa superior de la atmósfera terrestre. Cuando estas partículas solares, que viajan entre 300 y 1000 km/segs. chocan con el escudo magnético de la Tierra, son atraídas por los polos y penetran en su atmósfera superior liberando energía. Si esto llega a ocurrir es cuando se emiten las luces de colores. Que haya diferentes colores depende de la especie atómica que generan estas partículas de viento y del nivel de energía que llegan a alcanzar. Así, las auroras boreales de tonos verdes se dan cuando se produce a altitudes altas (100-200km) y cargadas de átomos de oxígeno; en las rojas, la emisión de oxígeno se produce por encima de los 200km y, por último, las auroras boreales azules, se ven a 120km por la emisión de partículas cargadas de nitrógeno.
  3. No son sólo un efecto visual, también emiten sonidos: Hasta hace pocos años no se había encontrado una relación directa con el sonido que se podía escuchar al disfrutar de las auroras  boreales. Sin embargo, en 2012 unos investigadores finlandeses demostraron que las mismas particulares solares que emiten descargas de luz, emiten una especie de palmadas que sólo es perceptible a 70 metros del nivel del suelo.
  4. Se ven desde el espacio: se producen a 100km sobre nuestras cabezas para los que estamos en La Tierra pero además, los Tripulantes de la Estación Espacial y distintos satélites han recogido impresionantes fotografías de este suceso «al otro lado».
  5. Se ven en otros sitios además de Escandinavia: Aunque la aurora boreal es la más famosa, también existe la aurora austral. Estas «luces del Sur», se ven desde la Antártida, Nueva Zelanda e incluso Sudamérica.
  6. A veces, se mueven hacia el Sur: Incluso aun siendo la aurora boreal propiamente dicho tal y como la conocemos, en alguna ocasión «han ido hacia el Sur», hacia Oklahoma y Atlanta como ocurrió en 2011 (octubre). De hecho, otro dato curioso que alimenta la leyenda de las auroras boreales es que durante la batalla de Fredericksburg (Virginia, 1862) en plena Guerra Civil, apareció la aurora boreal sorprendiendo a todos los soldados que hasta entonces no habían visto un fenómeno igual.
  7. Se ven en otros Planetas: Júpiter y Saturno y, después, Urano y Neptuno fueron los primeros en mostrarnos que también tenían auroras boreales. Lo vimos a través de las cámaras de las naves Voyager y, más tarde, el telescopio espacial Hubble ha podido fotografiarlas. En los Planetas vecinos en cambio, este fenómeno tiene una magnitud muy superior ya que son órdenes de magnitud mucho más intensos.
  8. No se pueden predecir: las épocas más habituales para poder disfrutar de este fenómeno es a partir del 21 de septiembre hasta el 21 de marzo; es decir  entre otoño e invierno. Sin embargo, son muy caprichosas por lo que también han llegado a verse incluso en verano. En cualquier caso, no es posible saber con certeza cuándo ocurrirán ya que es prácticamente imposible saber hacia dónde se dirigen los campos magnéticos. Lo que sí sabemos es que cuanto más despejada este la noche, será más fácil poder verla e incluso, si hay Luna Nueva: la mejor hora para poder verlas es entre las 11 de la noche y las 2 de la madrugada.
  9. Aurora boreal vs Luces del Norte: Nosotros las conocemos como auroras boreales pero será difícil encontrar un escandinavo que no les llame Luces del Norte. Curiosamente, nosotros tomamos este nombre de Galileo Galilei que en el siglo XVII, mientras estudiaba este fenómeno, decidió tomar el nombre de auroras boreales de la Diosa Aurora (Diosa romana de la mañana) porque «tenía la idea errónea de que las auroras que veía eran la luz solar reflejada en la atmósfera» según la Nasa.
  10. También hay leyendas que acompañan al fenómeno: los japoneses tienen la creencia de que si conciben un hijo bajo una aurora boreal, habrá prosperidad y la magia de este fenómeno les traerá un varón. El pueblo Sami, por su parte piensa que las auroras boreales son el espíritu de las mujeres que no han tenido hijos y que están condenadas a vagar por el firmamento por el resto de sus vidas. La leyenda esquimal cuenta que la aurora boreal es un festejo en el que los espíritus que viven en el cielo, encienden antorchas para recibir a quienes han tenido un fallecimiento voluntario o violento.
    En Finlandia, atribuyen este fenómeno a la cola de un zorro ártico que recorre el firmamento y, que al dar con su cola en las montañas, crea «estas chispas» que son las auroras boreales.

A lo largo de la historia, las auroras boreales siempre han sorprendido a todo el que ha tenido la oportunidad de disfrutar de sus luces, formas y colores… de ahí, que sea incluso considerado un momento «mágico de la naturaleza». No pierdas la oportunidad de verlo con tus propios ojos y disfruta de esta experiencia única e irrepetible en persona.

Deja un comentario