Las Venecias del mundo

Las Venecias del mundo
Puntúa este post:

Hay ciudades en el mundo tan icónicas que todos tenemos la sensación de conocerlas, a pesar de no haber pisado sus calles nunca. Así ocurre con Venecia, uno de los lugares más conocidos del planeta, que se ha acoplado en nuestro imaginario como referente a la hora de definir o nombrar otros destinos. ¿Nunca te ha llamado la atención la cantidad de “Venecias de…” que encontramos en los artículos de revistas turísticas o catálogos de viajes? Venecia levanta pasiones entre viajeros de todo el globo; es por eso que, demasiado a menudo, se utiliza como reclamo para otras ciudades. Hoy, hacemos una lista de las “Venecias” más conocidas por todo el mundo. ¿Serán merecidos sus sobrenombres? Sigue leyendo, te lo contamos todo.

 

Estocolmo: la Venecia del Norte

El título de la Venecia del Norte está más que disputado entre las capitales europeas más septentrionales. Estocolmo es una de las que intenta hacerse con el reconocimiento oficial, aunque para quienes han tenido la suerte de visitar la ciudad sueca resultará cuanto menos curioso. Esto es porque en Estocolmo no encontramos los archiconocidos canales de la Venecia original, se ha ganado el sobrenombre gracias a los bellos edificios que se sitúan a orillas del agua y desde los que se pueden divisar los veleros que navegan a sus anchas.

 

Aveiro: la Venecia de Portugal

En esta ocasión, sí. Encontramos en la pequeña localidad portuguesa una notable inspiración en Venecia, ya sea por sus canales, por sus góndolas e, incluso, por sus gondoleros, un oficio de lo más codiciado y respetable en Aveiro. Bien es cierto que no posee tantos kilómetros de canales como su referente italiano, pero “la Venecia de Portugal” es una digna portadora de su apodo. Está rodeada por ría y marismas, por lo que ha sido fundamental facilitar la comunicación urbana entre los canales. No encontraremos grandes monumentos en sus orillas, pero el conjunto de casitas de diferentes colores le dan al paseo en góndola un ambiente de lo más especial.

 

San Petersburgo: otra Venecia del Norte

Segunda de las varias “Venecia del Norte”, en este caso en Rusia. El río Nevá se presenta en la ciudad omnipresente a lo largo de su historia y acoge en sus orillas algunos de los lugares más emblemáticos de San Petersburgo. Es por esto que, una vez más, el lugar se ha ganado el apodo de Venecia; con la ayuda de las empresas y guías turísticos locales, que han sabido sacarle partido con excursiones en barco y visitas a las cercanías del río. No se puede negar que en la vida de la ciudad adquiere importancia el agua, pero no llega a ser tan protagonista como lo es en la Venecia italiana, es decir, la Venecia Venecia. Eso sí, un paseo en barco regala la mejor perspectiva del Palacio de Invierno, una de las visitas obligadas en San Petersburgo.

 

Mogán: la Venecia de Canarias

Con el paso del tiempo, el puerto pesquero canario que había servido para alimentar a los pueblos del interior, se fue quedando obsoleto y dejó paso a embarcaciones deportivas. Gracias a esta reinvención en puerto deportivo y a su cercana playa, atractivo turístico de Gran Canarias donde lo haya, surgió la necesidad de urbanizar la zona y construir pequeños canales por los que el agua marina surca bajo las viviendas. El canal principal de este pequeño laberinto de agua se adornó con flores que le dan el toque de color. Se trata de una localidad de lo más curiosa, que guarda la esencia canaria y la combina con el encanto de los canales venecianos a pequeña escala.

 

Empurriabrava: la pequeña Venecia catalana

En Empurriabrava encontramos la que se considera la marina residencial más importante de Europa. Se localiza en plenas marismas del Ampurdán, en el golfo de Rosas y cuenta con más de 24 kilómetros de canales navegables. En Empurriabrava tenemos el ejemplo claro de una Venecia diseñada a medida durante los años 60 para resultar práctica a la vez que moderna; ya que se tuvieron muy en cuenta las necesidades de la zona y de la vida en yate. A pesar de ello, en general, resulta más interesante surcar las aguas del golfo de Rosas que callejear en barca por los canales del pueblo. Una vez en tierra, se puede disfrutar del pueblo, Castello d’Empúries o moverse a localidades cercanas, como Cadaqués, considerada una de las más bonitas del país.

 

Brujas: la Venecia de cuento

Podría disputarse también el título de “la Venecia del Norte”, pero, en este caso, nos ha parecido más apropiado el sobrenombre de “la Venecia de Cuento”. Brujas conquista con todos sus elementos desde el momento en el que pones un pie en la ciudad: iglesias, calles adoquinadas, parques, cisnes, carruajes y, sobre todo, sus canales. Todo ayuda a sentirte como en un paseo por un cuento, aunque son los ya mencionados canales los que acaparan el protagonismo de los visitantes. Es cierto que gran parte de los encantos del lugar los descubrirás a pie -como su casco urbano medieval, incluido entre los Patrimonios Culturales de la UNESCO; o el campanario de su Plaza mayor-, pero también es verdad que esta Venecia belga es capaz de guardar tantas dosis de romanticismo como la original.

 

Zhouzhuang: la Venecia china

No vayáis a creer que solo guardamos Venecias en Europa; el gigante asiático también tiene su propia versión de la romántica ciudad italiana. En este caso, la encontramos en Zhouzhuang, un pequeño pueblo medieval, a unos 60 kilómetros de Shanghai, rodeado completamente por canales. Se trata, ni más ni menos, de la ciudad acuática más antigua de China. Podemos afirmar que es una digna portadora del título “la Venecia china”, aunque también es interesante saber que en zonas cercanas encontramos otras ciudades acuáticas que no desmerecen en absoluto, como Tongli o Zhujiajiao. Aunque, como curiosidad, es importante destacar que fue el propio Marco Polo quien a su llegada a la ciudad se sorprendió por encontrar un lugar tan parecido a su ciudad natal. Con ese dato, ¿quién se atrevería a retirarle el título de “Venecia china”?

 

Bangkok: la Venecia del Este

La capital tailandesa, una de las ciudades más visitadas del mundo, también ostenta el título de la Venecia, en este caso, del Este. Gracias a los intentos del ser humano por ganarle terreno al cauce del río Chao Phraya, la ciudad ha terminado por ocupar parte de este; lo que la ha llevado a disponer de un Gran Canal versión tailandesa, que despliega todo su encanto con las luces nocturnas. A pesar de atraer a millones de turistas al año, Bangkok no termina de hacerse con el romanticismo veneciano, ya que la ciudad resulta frenética, ruidosa y sucia; tres cualidades que no controlan la avalancha de turistas. Y es que Bangkok es un destino de lo más codiciado por sí mismo, no necesita recurrir a parecidos con Venecia.

 

Nan Madol: La Venecia del Pacífico

Conocida como “la Venecia del Pacífico”, se encuentra en Micronesia. Se trata de un impresionante lugar lleno de canales que vagan entre templos y palacios abandonados y dominados por la abundante vegetación tropical. Aunque encontramos una versión mucho más salvaje y natural que en la auténtica Venecia, la realidad es que Nan Madol podría ser una réplica digna de la original, a pesar de que carece del aura romántica que impera en la ciudad italiana. Hoy en día, los canales son la única vía para explorar el lugar, aunque se está trabajando para rehabilitar el interior de las islas.

 

Pincha aquí ⬇ y descubre el mundo con nosotros

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario