Hace años la editorial Siruela publicó El leopardo de las nieves de Peter Mathiessen. El libro, magnifico, es una mezcla de ensayo, libro de viajes, una introspección interior del propio autor ante la reciente muerte de su esposa, unas más que apreciables notas sobre budismo y muchas páginas de excelente literatura. Disfruté mucho su lectura y también lo he vuelto a hacer recientemente ya que el libro ha sido reeditado.

Desde su primera lectura  me entregue, sin obsesionarme, en busca del leopardo de las nieves. Empecé a adquirir sellos de correos de diferentes países con tan emblemático animal, viaje por Asia Central y descubrí monumentos dedicados al felino, en Kazajastán me entere que la distinción más importante que podían conseguir los alpinistas soviéticos de la época de la URSS era “El leopardo de las nieves” y que les reconocía como  conquistadores de los cinco picos más altos del imperio, y que no eran sino el Lenin, Comunismo, Pobeda, Khan Tengri y el Korzhenevskaya. En fin mil y una anécdotas donde el precioso animal siempre figura como protagonista.

Desde hace tiempo sueño con realizar un viaje-expedición en busca del leopardo de las nieves y estoy seguro que no tardare mucho en conseguirlo. Por el momento me conformare con haber organizado la presentación del viaje que Carlos y Sara hicieron el pasado mes de diciembre. Ellos si han visto en las preciosas montañas de Ladack, India, en vivo, en directo y en estado salvaje al leopardo de las nieves. Sera mañana por la tarde y promete ser una velada apasionante, no te la pierdas.

Deja un comentario