Los pecios y sus historias: “Miss Inhundible”.

Los pecios y sus historias: “Miss Inhundible”.
Puntúa este post:

Los naufragios que visitamos bajo el mar encierran muchas historias, tantas como victimas sucumbieron, tantas como supervivientes se salvaron, historias de ingeniería, historias de errores, de héroes y villanos… Esta no es una historia más, es el paradigma de la supervivencia.

Cuando el 10 de Abril de 1912 Violet  Jessop subía por las escaleras del personal al barco más famoso del mundo, lo hacía con una mezcla de curiosidad y orgullo; curiosidad por saber cómo sería sus nuevos compañeros y superiores y por conocer como era por dentro el barco más grande jamás construido; con orgullo porque hasta unos días antes de zarpar ella trabajaba como camarera para la White Star Line y ya tenía cuatro años de experiencia tanto en el trabajo en el mar, como en su cara oculta: los naufragios. Tan solo hacía un año y medio que su barco, el RMS Olympic, el que entonces era el barco más grande y lujoso que surcaba  los mares y que chocó contra el Hawke, aunque no hubo víctimas, tan solo fue un buen susto.

Cuatro días después de zarpar, el Titanic se hundía bajo sus pies y Violet se convertía en una de los 705 supervivientes.

Lejos de arredrarse siguió trabajando para la misma naviera y, por su experiencia, buen trato y conocimiento de idiomas (ella nació en Argentina y hablaba con soltura ingles y español), volvió a ser destinada al nuevo mejor crucero del mundo: el Britannic,  y una vez convertido este en buque hospital, tras el comienzo de la I Guerra Mundial, ella se alisto como enfermera en la tripulación.

El día 21 de noviembre de 1916 una mina sumergida hundió el Britannic en el mar Egeo, tan solo estuvo 55 minutos en la superficie. De nuevo Violet sobrevivió gracias a ser rescatada por un bote salvavidas.

Su pasión por el mar no le permitió estar alejada mucho tiempo de él, excepto dos años en los que trabajó para un banco, estuvo navegando hasta su jubilación en 1939

Escribió un libro de memorias para sus sobrinas Titanic Survivor, y un periodista imaginativo la bautizó como “Miss Inhundible”.

Esta es una breve historia sobre la mayor superviviente civil a los naufragios de la que se tiene constancia, aunque alguien malicioso también podría pensar que es la mayor gafe que surcó el Océano.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario