Monasterios en lo más alto

Los monasterios siempre se han construido en lugares remotos, alejados del ruido y las distracciones. Pero por mucho que ya contemos con esa información hay casos realmente curiosos en los que la realidad supera a la ficción. El motivo de su construcción está claro, pero cómo consiguieron construirlos bajo unas condiciones tan precarias sigue siendo un interrogante a día de hoy. ¿Estás preparado?

Xuan Kong Si

Esta peculiar construcción está localizado en el cañón Jinlong de Datong, China y también se le conoce como el Templo Colgante.

Cuentan los relatos que hace mucho tiempo un monje decidió construir este maravilloso templo a 75 metros sobre el suelo e incrustado a la pared del monte Heng. Su llamativa estructura está sujeta con pilares de madera y rocas ocultas que ayudan al monte a suspenderla en el aire. El templo se levanto hace por lo menos 1500 años aunque algunos visitantes cuentan que las vigas se añadieron bastante tiempo después.

El autor de esta obra maestra, Liao Ran, buscaba un lugar tranquilo para poder meditar y rendir culto sin interrupciones, pero también pretendía levantar un templo que perdurara en el tiempo protegiéndose del calor, las tormentas y el frío.

Monasterio Taktshang Palphug

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También conocido como el Nido del Tigre se trata de un templo Budista localizado en el Valle de Paro, Bután. Fue construido en 1692 y está situado a más de 1.000 metros de altura. Como consiguieron desafiar las leyes de la gravedad elaborando tal compleja estructura sigue siendo un auténtico misterio.

Cuenta la leyenda que el segundo Buda sobrevolaba las montañas montado en un tigre en dirección a Bután. En su viaje se detuvo en dos lugares para luchar contra bestias endemoniadas. Uno de ellos en este valle donde meditó durante tres meses en una cueva que en la actualidad forma parte del monasterio.Como es de imaginar el acceso a este templo no es sencillo… La ruta son 3 km y dura más o menos entre 2- 3 horas pero el camino merece la pena.

El gran Meteoro, Grecia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El aspecto de este paisaje fue fruto de la erosión ocasionada por el agua de un río en el pasado. A lo largo de la historia la zona fue habitada por diferentes civilizaciones hasta que en el siglo IX la ocuparon los responsables de estos emblemáticos monasterios, los monjes.

El gran meteoro es solo uno de los más de 20 monasterios que existieron. Fue fundado por Atanasios Meteoritos y se encuentra en la roca más alta y grande, es por tanto el más relevante de todos. Pero su importancia también se le concede por ser además de un lugar de culto un sitio donde se han mantenido manuscritos muy importantes casi íntegros con el paso del tiempo.

Sumela

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este monasterio se encuentra en Turquía. Se eleva a 1.200 metros sobre el valle de Altındere y se encuentra literalmente sobre un acantilado. El nombre que recibe el monasterio en griego “Panagia” significa “Toda Santa” y hace referencia a la Virgen María en la religión Otrodoxa.

El origen del monasterio se remonta al año 386 d.C cuando dos monjes Bernabé y Sofronio fueron guiados por la Virgen hasta el lugar. Tras la muerte de ambos santos los restos fueron enterrados y conservados en el monasterio convirtiéndolo así en un lugar de peregrinación. Su arquitectura ha variado a lo largo del tiempo aunque mantiene la misma desde el siglo XIV.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario