Nuevas tecnologías

Aquellos años en los que volvíamos de los viajes cargados de carretes de fotos o diapositivas parecen ya de la prehistoria. Eran momentos de incertidumbre, puesto que los llevábamos al laboratorio fotográfico y, hasta que no nos los devolvían, no sabíamos si habíamos acertado y si las imágenes resultantes eran tal como habíamos deseado. A veces, se producían sorpresas tanto buenas como malas, sin duda eran otros tiempos.

Hace unos meses, viajando por la región de Sichuan, en el suroeste de China, teníamos como objetivo observar en las montañas Siguniang, los preciosos picos de ‘las cuatro hermanas’. Pero parecía que la suerte no nos acompañaba. Eran días otoñales, de densas nieblas y la llegada de las primeras nieves. Los picos de las montañas permanecían ocultos para nuestra desesperación. Fueron días de preciosos paseos, pero ‘las cuatro hermanas’ permanecían escondidas a nuestras miradas. La última tarde, antes de abandonar la zona, y por la tanto nuestra última oportunidad, nos desplazamos a un mirador situado en la carretera, en días despejados las vistas, según nos indicaron, eran espléndidas. Pero nada, que no había manera, ambiente triste y mínima visibilidad. ¡Una pena!

En el mirador había puestos de comida, de recuerdos y uno muy curioso de hierbas medicinales. Con esa climatología casi nadie se detenía para disfrutar de las vistas, los vendedores estaban relajados y enseguida comenzamos a hablar con ellos y a comentarles nuestra mala suerte. Debimos ser tan convincentes con nuestra desesperación que una joven vendedora  saco su teléfono móvil, se acerco a nosotros y nos mostró unas preciosas fotos que ella mismo había hecho en días soleados. Ya dice el refrán: “quien no se conforma es porque no quiere”; así que entre risas al menos pudimos disfrutar gracias a las nuevas tecnologías de aquellas vistas que en vivo no habíamos conseguido ver. Por cierto, el próximo mes de septiembre regreso de nuevo a Sichuan, ojala esta vez sí consiga ver las montañas despejadas, si no es así, buscare de nuevo a la simpática vendedora.  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

                 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario