Osos panda en Sichuan

Diferentes imágenes de los osos panda

Tras recorrer los legendarios territorios tibetanos de Amdo y Khan, nuestro viaje tocaba a su fin. Desde luego, una buena manera de terminar nuestro periplo por China fue visitar a los osos panda en la provincia de Sichuan. Para ello, nos dirigimos a la ciudad de Ya’an, ya que allí se encuentra Bifengxia, un recinto dependiente del Centro de Conservación e Investigación para el oso panda en China.

La ciudad rezuma por todos sus rincones la presencia de estos animales, y sin duda los osos panda se han convertido en un gran negocio. Hay Hoteles Panda, Restaurantes Panda, esculturas por las calles, tremendas maquetas que escalan por los edificios o puentes, centenares de tiendas donde venden todo tipo de artículos relacionados con los osos, miles de peluches diferentes, mochilas, camisetas, gorros, etc. Todo lo imaginable tiene su versión «panda».

Afortunadamente, noviembre no es un mes con demasiado turismo interior en China y visitamos Bifengxia bastante tranquilos. No había colas y pudimos pasear sin aglomeraciones.

Desde el lugar de la entrada, pequeños autobuses llevan a los visitantes a los lugares desde donde se pueden observar a los osos panda. Estos se encuentran en semi-libertad dentro de un ambiente selvático de bosques de bambú. Los visitantes estamos lo suficientemente cerca de los animales para disfrutarlos, pero al mismo tiempo nuestra presencia no afecta ni intercede en la vida de los panda. Se trata tan solo de mirar y fotografiar mientras que los osos comen, escalan por los arboles o incluso se quedan plácidamente dormidos en las ramas. Hay diferentes lugares de observación e incluso una pequeña guardería donde se encuentran los pandas recién nacidos.

Cada uno marca la duración de su visita y los diferentes recorridos que quiere efectuar, pero al terminar y abandonar el recinto, es difícil no caer en la tentación de comprar algún recuerdo alusivo a este simpático animal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario