Qué ver en Normandía

viaje-normandia

La región de Normandía (noreste de Francia) esconde no solo unos paisajes fascinantes, sino también una fascinante historia en la que podrás pisar las playas del Desembarco para rememorar un hito histórico en el que los aliados vencieron a la resistencia alemana para liberar París y recuperar la totalidad del territorio francés, en la Segunda Guerra Mundial. En definitiva, viajar a Francia y conocer Normandía es como tragarse una máquina del tiempo, mientras disfrutas de unas vacaciones inolvidables. ¿Te lo vas a perder? 

Los mejores lugares que ver en Normandía

Si eres una de esas personas a las que les encanta vivir nuevas experiencias e investigar acerca de la historia de los lugares que visita, viajar a la región normanda te encantará. Por este motivo, hemos preparado para ti una lista con los lugares de interés en Normandía. Visitar el norte de Francia, junto al Canal de la Mancha es todo un privilegio. Esta zona cuenta con acantilados de vértigo, paisajes que no parecen terrenales, playas y pueblos marineros de lo más encantadores. Estas son las cosas que ver en Normandía y Bretaña. 

El Monte Saint-Michel y su bahía

La bahía del Monte de Saint – Michel está ubicada entre Bretaña y Normandía. Este maravilloso lugar cuenta con una superficie de poca profundidad de unos 500 km2. Este hermoso paraje ha sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979. Esta bahía da cobijo a dos peñascos rocosos: el Monte de Saint-Michel y el Monte Tombelaine. Cuando la marea sube se produce un espectáculo natural impresionante. Aquí es donde tiene lugar una de las mareas más altas de toda Europa, ya que puede llegar a alcanzar hasta los 15 metros, dejando aislado por completo al Monte de Saint-Michel. De hecho, se conoce a este lugar como el teatro de las mareas. 

El paseo marítimo de Deauville

Deauville es un pueblo costero con clase, elegancia y buen gusto. Los 630 metros de madera de su paseo marítimo regalan a los ojos del visitante un entorno impresionista en el que los rayos de sol juegan con los reflejos en el agua. Este paseo se extiende a lo largo de un campo de sombrillas policromático que no te dejará indiferente. Aquí también tiene lugar el Festival de Cine Americano que se celebra todos los años y por el que pasan actores de renombre. Muchos de ellos aprovechan para disfrutar de los caballos. Una pasión que forma parte de la historia de Deauville y que se puede volver a revivir en sus dos hipódromos, así como en el Centro Internacional del Caballo. 

La catedral de Notre-Dame en Evreux

La catedral de Nuestra Señora de Evreux es un templo católico que fue levantado en la Edad Media en la entonces pequeña ciudad de Evreux. Su belleza y majestuosidad la hicieron merecedora del reconocimiento como Monumento Histórico en 1862. No te pierdas las 70 vidrieras consideradas como una obra maestra del arte vitral francés, así como las 13 capillas cerradas con madera tallada de los siglos XV al XVIII. 

Pueblo de Veules-les-Roses

En el momento en el que te adentres en este encantador pueblo te darás cuenta de por qué fue considerado como uno de los pueblos más bonitos de Francia en 2017. Veules-les-Roses se encuentra bordeado por un río (el más pequeño del territorio francés) que envuelve los edificios y casas, dejando a su paso un entramado de preciosos molinos. Aquí también podrás disfrutar del encanto del mar. Sus aguas son de un azul cambiante y su arena fina. Este es el lugar perfecto para olvidarse del tiempo, mientras te dejas hipnotizar por el sonido del agua a su paso por las ruedas de los molinos. 

Qué ver en las Playas del desembarco de Normandía

En la mañana del 6 de junio de 1944, se produjo en las playas de Normandía el desembarco de miles de tropas aliadas que cambiaron el rumbo de la Segunda Guerra Mundial. El conocido día D, el ejército aliado conquistó 80 km de playa en duros combates contra los soldados alemanes. Hoy día, aún se puede contemplar el paso que dejó este importante acontecimiento por la zona. Un buen ejemplo de ello es el Cementerio Americano que se encuentra en esta playa con casi 10.000 militares estadounidenses. Otra parada imprescindible en este recorrido por las playas del desembarco es Utah Beach, en la que existe un museo al aire libre que podrás visitar. O bien, Pointe du Hoc, en donde se hallan restos de la artillería alemana, búnkers y el Cementerio alemán de La Cambe. Esta zona además cuenta con un paisaje privilegiado en el que aún se pueden apreciar las huellas que ocasionaron las bombas. Finalmente, no dejes de visitar el Memorial de Caen, uno de los museos más importantes dedicados al desembarco de Normandía. 

Comienza tu viaje en el tiempo y nosotros queremos acompañarte. Reserva con Azul Marino Viajes y vive una experiencia llena de sensaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario