Ruta por el Danubio en barco

Danubio al paso por Hungria

El Danubio es uno de los ríos más importantes de toda Europa. Su recorrido es testigo silencioso de la belleza y secretos que esconden países como Alemania, Austria, Eslovaquia, Bulgaria, Hungría, Croacia, Moldavia, Serbia, Ucrania y Rumanía. Hacer una ruta por el Danubio en barco es una de las experiencias más enriquecedoras que podrás vivir. ¿Te animas? 

Qué puedes ver en tu crucero por el río Danubio

Un crucero por el Danubio es una extensa lección de historia. Este larguísimo río de 2.850 km de longitud, nace en la Selva Negra alemana y desemboca en el Mar Negro, en Rumanía. Si quieres emprender un viaje en el tiempo en el que poder conocer otras épocas más galantes y aristocráticas, no lo pienses más. Desde Azul Marino Viajes te queremos invitar a conocer todo lo que podrás ver en la ruta del Danubio. 

Iron Gates

Las Puertas de Hierro del Danubio o Iron Gates conforman un sistema de gargantas naturales que han sido formadas por el curso fluvial del propio río. Esta zona del Danubio, forma parte de la frontera entre Serbia y Rumanía. Durante este recorrido, podrás admirar increíbles paisajes en los que destacan estrechos cañones que te llegarán a desconcertar. 

El rey Decébalo

Esta impresionante talla en la roca es una de las atracciones más llamativas de las Puertas de Hierro del Danubio. A una altura de unos 40 metros tu vista llegará hasta una imagen tallada en la piedra e invadida, en parte, por la vegetación. Se trata del rey Decébalo. Una obra de la antigüedad que rinde homenaje al rey dacio, quien se resistió fuertemente a la invasión romana de los siglos I y II. 

Tabula Traiana

En frente de esta gran escultura, pero en el lado serbio del río, se encuentra una gran losa de piedra labrada. Se trata de la conocida como Tabula Traiana, la cual representa las victorias del Imperio Romano frente a los dacios. Esta lápida de más de 3 metros de ancho, tiene tallados dos delfines alados, así como rosas de seis pétalos y un águila. 

La abadía de Melk: el Nombre de la Rosa

La abadía de Melk (Austria) es uno de los monasterios cristianos más famosos del mundo. Esta construcción domina el Danubio desde lo más alto de un rocoso acantilado, cercano al valle de Wachau. Desde aquí, las vistas son impresionantes. No es de extrañar, si tenemos en cuenta que el valle de Wachau fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Una vez en Melk, tendrás la oportunidad de descubrir uno de los edificios barrocos más populares de toda Austria. La abadía benedictina de Melk destaca por su grandiosa escalera de caracol, así como por su biblioteca dorada. 

Abadia de melk austria

Las mejores vistas del Danubio en Viena

Si por algo llama tanto la atención esta escapada en barco por el río más famoso de Europa es, precisamente, por sus paisajes. Además, la zona vienesa por la que discurre el Danubio está considerada como una de los espacios de ocio más queridos por los vieneses. Si quieres conseguir las mejores vistas del Danubio, solo tienes que subir a 252 metros de altura. El Donauturm o Torre del Danubio es un mirador que cuenta con un restaurante giratorio, desde el cual podrás admirar gran parte de la ciudad de Viena. Desde la orilla norte del río, y ubicada en el parque del Danubio, esta torre nos brinda una oportunidad única para deleitarnos con paisajes como los de la zona del Alte Donau, el canal del Danubio o la isla del Danubio. 

Los Puentes sobre el Danubio en Budapest

Los puentes de Budapest que se elevan sobre el río Danubio son uno de los espectáculos que puedes disfrutar, tanto de día como de noche. Al caer el sol, estas construcciones se iluminan dando lugar a una combinación de luces de lo más llamativa. Y es que en los inviernos más fríos y con el agua totalmente congelada, solo se podía cruzar en barco hasta la otra orilla. 

Puente de las Cadenas

Este puente de 380 metros de longitud fue el pionero de la ciudad. Por lo tanto, estamos ante uno de los grandes símbolos de Budapest. El Puente de las Cadenas se sustenta sobre imponentes torres. Lo que podemos ver en la actualidad es una reconstrucción, ya que durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes hicieron volar todos los puentes de la ciudad. 

Puente de Margarita

El Puente de Margarita se encuentra justo en el punto donde el Danubio vuelve a convertirse en un único curso de agua. Cuenta con más de 600 metros de longitud y su principal característica es su singular forma de dientes de sierra. 

Puente de la Libertad

Se dice que este es el puente más hermoso de toda Budapest. Para su construcción se usó la misma técnica de hierro fundido utilizada para el levantamiento de la Torre Eiffel de Francia. En la reconstrucción que se llevó a cabo tras la Segunda Guerra Mundial, se respetaron todas sus características originales. Su longitud es de 340 metros y en lo alto se pueden observar escudos reales y aves turulatas. 

Reserva tu ruta por el Danubio con Azul Marino Viajes y descubre una nueva forma de conocer los encantos de este inspirador río. Además, si lo tuyo son los viajes en barco y cruceros puedes explorar todas las opciones que ofrecemos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario