Exposición de India con cuaderno de Fernando Bellver y cartel de la película

Exposición de India con cuaderno de Fernando Bellver y cartel de la película

Desde mi ya lejano primer viaje a India quede enganchado por ese país y nunca me canso de volver, la última vez ha sido al estado de Gujarat, el pasado mes de enero. Nunca es fácil viajar por India, pero al final siempre es mayor la recompensa recibida que los inconvenientes sufridos.

Es tanta mi fascinación por ese país que siempre estoy dispuesto a organizar cualquier acto para hablar de esos lugares que tan bien conozco. El último, el pasado jueves en la sede de Viajes Azul Marino de Madrid. Como si de un puzzle se tratara, el evento que organizamos fue una curiosa e interesante mezcla de diferentes piezas que se fueron acoplando en una tarde dedicada a India.

India es un abigarrado caleidoscopio donde todo tiene cabida. Todo aquel que se precie de buen viajero debe lanzarse a conocer el que quizás sea el país más fascinante del mundo. Para mí, al menos, lo es.

Proyectamos imágenes de diversos lugares, monumentos, paisajes, ceremonias religiosas, monasterios, comidas, festivales etc y las mil y una anécdotas que suceden con frecuencia en ese país, inauguramos la exposición del  Cuaderno de Viajes de India del artista Fernando Bellver, que se podrá visitar durante todo el mes de junio y por último, vimos un pequeño “making off” de la recientemente estrenada película dirigida por Juan Estelrich, Bombay-Goa Express.
Juan estuvo también con nosotros y nos contó su particular visión de la India y lo que supuso para él rodar en ese país.

Confieso que al terminar el acto me entraron unas tremendas ganas de volver a viajar por India.

Por cierto, mañana miércoles, 26 de mayo, estaré en Valencia, en el Museo L´Iber dando una charla sobre El budismo en la Ruta de la Seda. Es la décima conferencia programada dentro del ciclo Demonios extranjeros en la Ruta de la Seda y en ella hablaré de lugares míticos, de caravanas, de exploradores y arqueólogos, de antiguos monjes viajeros, de misterios y secretos muy bien guardados y de otras muchas cosas.

 ¿Quién no ha soñado con viajar alguna vez por una de las vías de comunicación más legendarias de la antigüedad?

Deja un comentario