Espeleología

En la intrigante novela, Viaje al centro de la Tierra, escrita por Julio Verne, el viejo profesor de mineralogía Otto Lidenbrock y su sobrino Axel emprenden un peligroso viaje por el interior del globo terráqueo. El libro narra las innumerables aventuras vividas por los protagonistas de  aquella expedición que comenzó en el volcán Snaefellsjokull  en Islandia y acabara en otro volcán, en este caso,  el Estromboli en Italia. Según el escritor francés y haciendo caso al argumento del libro, el interior del planeta no es una masa compacta sino un apasionante mundo subterráneo hueco e interconectado, donde hay lagos, ríos y toda una vida desconocida para los que vivimos “afuera”.

Acaba de aparecer un precioso libro editado por La Felguera Editores, de sugerente título, Mundo subterráneo. Puertas secretas. Ciudades sumergidas y utopías bajo tierra y cuyo contenido nos va llevando por múltiples e insospechados recorridos. En sus páginas, escritas por diversos autores contemporáneos e ilustrada por bellos y a veces enigmáticos dibujos van desfilando teorías como la de la Tierra Hueca,  el reino subterráneo de Agartha que según una creencia teosófica derivada del budismo tibetano, afirma  que a este escondido reino solo se puede acceder por entradas secretas repartidas por todo el planeta, la teósofa ocultista Helena Blavatsky, o la enciclopédica obra escrita en el siglo XVII,  Mundus Subterraneus , del jesuita Atthanasius Kircher, o la fascínate e increíble historia del Peje Nicolao. El libro nos va llevando de la mano en un apasionante viaje y abriendo innumerables puertas que otros autores como Melville,  Edwar Allan Poe, Lovecraft, el propio Julio Verne etc  ya nos fueron mostrando en algunos de sus libros.

No han sido pocas las ocasiones que en alguno de mis viajes he tenido que acceder a estos mundos oscuros y misteriosos. He tenido la oportunidad de andar por enigmáticas cuevas de lava en las islas Galápagos, enormes y profundas cuevas en la Chapada Diamantina en Brasil, sobrecogedoras cavidades en el selvático Peten guatemalteco, profundas entradas a misteriosos volcanes activos en Costa Rica, o también inexpugnables cañones en la africana isla Reunión.

Confieso que no es la espeleología una de mis aficiones, me gusta más el mundo conocido, el de afuera,  pero tampoco quise perder la oportunidad de hacer aquellos itinerarios por un mundo oculto, extraño y subterráneo. Ya lo dijo Alicia en el País de las Maravillas:

¿Podría decirme, por favor, qué camino debo tomar?

Depende de dónde quieras ir, contestó el gato.

La verdad es que no me importa demasiado a dónde.

Entonces, tampoco importa demasiado en qué dirección vayas.

Siempre que llegues a alguna parte, explicó Alicia

Deja un comentario