Programas de fidelización para empresas: todos ganan

Programas de fidelización para empresas: todos ganan
Puntúa este post:

Corría el año 1981 cuando una compañía aérea lanzaba en EEUU el primer ‘Frequent Flyer Program’ que ofrecía millas de recompensa canjeables por vuelos. Comenzaba así la historia de los programas de fidelización turísticos, que tras casi cuatro décadas con grandes éxitos y grandes fracasos, mantiene inalterable su esencia: la compañía gasta menos en fidelizar a un cliente que en captar uno nuevo, y el cliente se beneficia de descuentos, tratos preferentes o servicios. Todos ganan.

La evolución de este tipo de tarjetas de fidelización se enfoca ahora en lograr una mejor experiencia del viajero. Es el caso, por ejemplo de Blue Biz, el programa de fidelización para empresas de Air France, KLM y Delta Airl Lines. El programa ofrece numerosas ventajas a nivel de recompensa y a nivel de servicios.

 

 

Servicios corporativos:

  • Cambio de nombre gratuito en clase Business y en Economy Flex
  • Tiempo de emisión de billetes flexible: reserva ahora y paga más adelante
  • Protección en caso de irregularidades
  • Prioridad en el tratamiento de reclamaciones
  • Prioridad en la lista de espera

 

En conclusión, los programas de fidelización como el BlueBiz de Air France, KLM y Delta Air Lines funcionan porque todos salen beneficiados. ¿Aún tienes dudas?

En Azul Marino Business Travel gestionamos los programas de fidelización de nuestros clientes para que obtengan el máximo rendimiento de los mismos. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario