La influencia de la profundidad en el buceo recreativo

En primer lugar tenemos que tener en cuenta que la profundidad en el buceo tiene una influencia determinante en cada inmersión que vayamos a realizar, el tópico de cuanto más profundo mejor esconde más desafiante que real, y al mar no se le puede desafiar nunca, siempre hay que respetarle.

La profundidad determina la visibilidad y el color en nuestro sitio de buceo, a mayor profundidad menos visiblidad y menos colores, que van desapareciendo gradualmente. La profundidad determina los nichos ecológicos de los seres vivientes que pueblan el fondo del mar, como en un edificio de viviendas la vida marina se estratifica a diferentes niveles.

La profundidad es determinante en la seguridad del buceo, el aumento de la presión a mayor profundidad no solo es determinante en la gravedad de posibles accidentes , sino que también conlleva riesgos específicos: al igual que en la superficie a partir de los 2.000 mts de altura puede producirse el «mal de altura» y superando los 5.000mts otras situaciones mucho más peligrosas, en el buceo por debajo de los 30 mts nos estamos arriesgando a sufrir narcosis de nitrógeno de forma grave, también llamada «La ley del Martini» ya que los efectos son parecidos a los de una borrachera, entre 30 y 50 mts los síntomas pueden ser: Somnolencia, deterioro del juicio, confusión, alucinaciones, Retraso severo en la respuesta a señales, instrucciones y otros estímulos, mareos ocasionales, risa descontrolada, sensación de terror.

Normalmente desparecen al ascender de forma controlada, pero igualmente hay que abortar la inmersión. Al ser una cuestión aleatoria es imprescindible que cuando se hagan inmersiones profundas se extreme la norma de bucear a una distancia no mayor del largo del brazo de nuestro compañero/a de buceo y estar muy pendiente de cualquier comportamiento anómalo del mismo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario