¡Hola, 2019!

¡Hola, 2019!
5 (100%) 1 vote

Un nuevo año ha comenzado y con él nuevos retos, proyectos, ilusiones y viajes.

Desde mi regreso de Yunnan y Sichuan en China, donde fui acompañando a un selecto grupo de viajeros, no he vuelto a plasmar mis “batallitas” en este escaparate. Lo siento pero no me gusta utilizar la palabra blog.

En octubre, viajé de nuevo a Japón. Ya no sé cuántas veces he ido al País del Sol Naciente. En esta ocasión, lo hice acompañado de mis buenos amigos Fernando, Xavier Moret y Paco Nadal y recorrimos a fondo la isla de Shikoku y también la región de Yamaguchi. Confieso que cada vez me gusta más viajar por ese país.

Dicen los sabios maestros budistas que “si se pide con fe, los deseos siempre se cumplen”; y algo de cierto debe de haber en esta afirmación, ya que a primeros de diciembre regrese a Nagaland, en el noreste de India. Durante años, este legendario y prohibido territorio se había convertido en una de mis asignaturas pendientes, el gobierno indio no concedía permisos a los viajeros occidentales para visitar aquel complejo estado. Tuve entonces que conformarme con la imaginación a través de las muchas lecturas de libros de aquella región comprados en lugares diversos. Finalmente, en el año 2016 viaje a Nagaland, lo hice de nuevo en 2017 y una vez más este último mes de diciembre. Creo que mis deseos se han visto cumplidos con creces.

Quiero comenzar este 2019 dando las gracias a todos los que me seguís desde hace tiempo y dais a “me gusta” al leer mis crónicas. Sin duda, me anima para seguir compartiendo mis vivencias con vosotros.

La vida, como los viajes, está repleta de buenos momentos y de otros que no lo son tanto. Mi cuñado Antonio ya no podrá apretar de nuevo “me gusta”, un repentino infarto se lo llevo a finales de noviembre. Antonio era una muy buena persona y me acuerdo mucho de él.  Viajó conmigo a Nagaland en 2017 y disfruto mucho de aquel viaje. Conocía de viajes anteriores India, pero no aquella remota región y la gozo.

Antonio, pronto partiré para Birmania y a este viaje ya no podrás acompañarme. Tu recuerdo me acompañara y siempre tendrás un hueco en mi corazón. Descansa en paz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario