Meteora, un lugar suspendido en el aire

Meteora, un lugar suspendido en el aire
4.8 (95%) 4 votes

Hay ciertos lugares que solo se pueden apreciar su belleza en directo. Podríamos estar escribiendo párrafos y párrafos descriptivos de Meteora que nada sería suficiente para hacernos una idea de lo impresionante que resulta verla con tus propios ojos. Por ello tampoco es de extrañar que la UNESCO la clasifica como Patrimonio de la Humanidad en 1988. 

Meteora está localizada al norte de Grecia,es uno de los paisajes más asombrosos de planeta, en donde en la mitad de un valle emergen de la tierra piedras gigantescas de hasta 600 metros de altura. Podría acabar todo aquí y ser algo precioso, pero no, en la cima de estas rocas existen monasterios habitados desde el siglo XIV que hacen de Meteora un lugar único. ¿Cuál fue el motivo de su construcción? 

Viajemos en el tiempo 

Cogemos la máquina del tiempo para entender el origen de todo esto y retroceder miles de años a. C al lugar exacto donde hoy se encuentran estas rocas. 

Nos encontramos sin embargo con un río gigantesco que desemboca en el golfo de Tesalónica. Cuando el agua de este río aumentó buscó una nueva salida al mar Egeo. Las piedras de su interior, la arena y el barro se sometieron bajo el efecto de la erosión las lluvias y los terremotos  que dieron forma a este peculiar paisaje. 

Entre los años 50.000 y 5000 a.C fue ocupada por diferentes grupos humanos como los Neandertales y por fin en el siglo IX d.C es habitada por los autores de esta obra de arte, los monjes.

El primer monje en llegar fue San Athanasios, junto con sus seguidores, quien fundó un monasterio y bautizó la zona con el nombre que la conocemos hoy en día. Para los monjes Meteora fue un lugar perfecto para asentarse, ya que la altura de las piedras les hacía sentirse más cerca de Dios. Además estaban alejados de todo aquello que les pudiera distraer de su labor de culto. La única forma de acceder era subiendo una escalera la cual se retiraba cuando no era necesaria. 

En el siglo XIV durante la invasión del imperio Otomano su difícil acceso la convirtió en el refugio perfecto de los monjes ortodoxos. Poco a poco la voz se fue extendiendo, la civilización fue aumentando y se llegaron a construir hasta 24 monasterios. 

Los Monasterios

Actualmente solo quedan 6 monasterios de los 24 que existieron. 

Gran Meteoro . XIV

Fue el primer monasterio y por lo tanto es el más antiguo e importante. No solo fue un lugar de culto sino también un lugar donde se guardaban los manuscritos que debido al aislamiento del lugar se han conservado casi en perfecto estado. Fue fundado por San Atanasios Meteoritis y se encuentra  en la roca más ancha y alta. Sus 615 metros exigen ascender 300 escalones. Tiene un museo, la iglesia y las tres capillas de  San Juan Bautista, San Constantino y Santa Elena y san Atanasio. 

Varlaam (s. XVII)

Es el segundo más grande. Fue construido en el extremo del Gran Meteoro. Tiene fama de ser uno de los más bonitos. Los monjes tardaron más de 20 años en construirlo ya que tuvieron muchas dificultades para subir el material hasta al punto de construcción.  

Hasta el siglo XX la única forma de subir era en cestas, de hecho estas se siguen conservando en su interior al igual que las que usaron para la obra. Hoy en día la forma de llegar hasta ahí es subiendo los 195 escalones. 

Roussanou (s. XVI)

Este monasterio rinde homenaje a Santa Barbara y solo está habitado por mujeres (13 monjas). Es uno de los monasterios que menos visitas recibe, sin embargo quienes lo conocen dicen que se trata de uno de los más bonitos. Para llegar a él solo hay que subir 140 escalones, y atravesar dos puentes antiguos de piedra,es el monasterio localizado a menor altura de los seis.  

Agios Stephanos

Es el monasterio de Meteora más fácil y accesible ya que a diferencia del resto se construyó un puente que te lleva hasta la puerta . Lamentablemente tras la segunda Guerra Mundial y la la Guerra Civil  el templo quedó dañado y fue abandonado hasta 1961. En este año llegaron un grupo de monjas y ha día de hoy es un pequeño museo de tapices y bordados. 

Santísima Trinidad (s. XV)

Para llegar hace falta subir más de 300 escalones, es uno de los más exigentes de subir aunque una vez se llega puedes apreciar los otros monasterios desde su mirador. Como dato curioso aquí se rodó una escena de la película ” Solo para tus ojos” de James Bond en 1981.

San Nikolaos Anapfsas (S.XIV)

Tiene unos 140 escalones de subida. La mayoría de los tours se saltan este monasterio por ser el más pequeño aunque es perfecto para aquellas personas que no quieran exigirse mucho porque su acceso es el mas sencillo. En su interior encontramos frescos de la Biblia cuyo autor es Theophanis Strelitzas, un destacado pintor de la época. 

¿Quieres conocer más sobre Grecia?
!Pincha aquí ⬇️ y descúbrela!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario