Estos son sin lugar a duda los 12 museos más peculiares de todo el mundo. ¿Lo mejor? Algunos de ellos están aquí mismo, en España.

El Museo de la salchicha Currywurst

Berlín, Alemania

Currywurst-Museum

Las salchichas son casi un monumento nacional en este país, y su variedad estrella, la Currywurst, tiene su propio museo. Las personas que acudan a este curioso museo podrán tocar y oler los ingredientes básicos, además de elegir los componentes de lo que en este museo se denomina el factor x: compota de manzana, jengibre, zumo, hinojo, etc.

El Museo de la Inquisición

Santillana del Mar, Cantabria

museo-inquisicion

Es sin duda uno de los lugares más extravagantes de España y es que contiene una gran colección de aparatos de tortura. Este museo reúne una variedad de inventos brutales destinados a la confesión por la fuerza utilizados por la Inquisición en toda Europa, desde garrotes hasta hachas que cortaron cabezas, jaulas colgantes, guillotinas y un largo etcétera.

El Museo de las relaciones rotas

Zagreb, Croacia

Museum-Broken-Relationships

Fue fundado por una pareja a la cual se les acabó el amor y no sabían qué hacer con tanta poesía, regalos de San Valentín, libros compartidos, cafeteras, cucharas y otros muchos objetos comprados entre los dos en los cuatro años de relación, y decidieron recopilar más objetos de amigos en su misma situación para exponerlo todo bajo el título “Museo de las relaciones rotas”.

El Museo de la caca

Castelbosco, Italia

vacas

Los excrementos de las vacas de una granja lechera han sido reconvertidos en esculturas en el Museo Della Merda, un museo de arte contemporáneo en la provincia de Piacenza, al norte de Italia. Giantonino Lucatelli, el propietario, decidió aprovechar los excrementos de sus 2.500 vacas para hacer fertilizantes y materiales de construcción y poder exhibir obras de arte contemporáneo hechas de estiércol.

El Museo del Ratón Pérez

Madrid, España

Ratoncito-perez-estatuta

En este museo, se exponen los dientes de leche de muchas personas importantes, tales como los de Beethoven o Newton. En este museo de dos plantas, los visitantes también pueden ver cómo era la casa en la que vivía la familia de este entrañable personaje, cuyo cuento fue creado por Luis Coloma para el rey niño Alfonso XIII.

El Museo de la comida quemada

Arlington, Massachussets

huevo-quemado

Este museo abre de forma esporádica y con visitas bajo reserva y fue idea de la artista estadounidense Deborah Henson-Conant. Todo empezó un día del año 1980, en el cual se le quemó la comida y de ahí le surgió la idea. Un museo que expone todo tipo de comidan quemada, como pasteles, chocolate, salchichas naranjas, etc.

El Museo de los miembros viriles

Reikiavik, Islandia

museo-islandia

No hace falta mucha imaginación para saber qué se expone en este centro. Sí, existe un museo en el que se exhiben todo tipo de miembros viriles. Tiene nada más y nada menos que 210 penes y partes de ellos, pertenecientes a casi todos los mamíferos tanto marinos como terrestres de Islandia. Podemos encontrar desde un pene de 2 milímetros de un hámster hasta el de un cachalote de 1,70 metros y 70kg de peso.

El Museo del orinal

Ciudad Rodrigo, Salamanca

museo-orinales

Podemos encontrar más de 1.300 piezas entre los que se encuentran algunos para hombres, mujeres, de viaje, nuevos, usados, etc. Entre los orinales que muestran, también podemos encontrar algunos del siglo XIII al XX que muestran distintas formas y tamaños, como por ejemplo, miniaturas para casas de muñecas y materiales diferentes procedentes de hasta 27 países.

El Museo de las alcantarillas

París, Francia

Musee-des-Egouts

Si alguna vez te has preguntado a dónde van a parar tus desechos una vez que usas el váter, este es tu museo. Este museo tan peculiar te permite recorrer las alcantarillas de la ciudad del amor y conocer su historia y cómo las limpian. Además, al final hay una tienda de recuerdos, en la que no queremos imaginarnos qué venden.

El Museo de los collares de perros

Castillo de Leeds, Inglaterra

Leeds-Castle

Este museo abarca 5 siglos de historia a través de más de 130 collares. El más antiguo es de finales del s. XV y es un collar de mastín de rebaño hecho de hierro que fue usado para protegerse de lobos y osos que vagaban por Europa en ese momento. También podemos encontrar otros collares hechos con neumáticos, plástico, etc.

El Museo submarino Atlántico

Lanzarote, Islas Canarias

museo-acuatico

Ha sido el primer museo submarino de Europa y tenemos que bucear entre más de 300 esculturas petrificadas bajo el agua, ya sea practicando snorkel o buceo con botella, pero también podemos hacerlo accediendo a un submarino.

El Museo del calcetín

Tokio, Japón

calcetines

En este museo, como su propio nombre indica, podremos conocer todo lo relativo a esta prenda. El Museo Naigai, que es como se llama en japonés, tiene en su poder la colección de calcetines más grande del mundo: 20.000 pares.

Deja un comentario