Siempre me gustó contar mis viajes

Siempre me gustó contar mis viajes
Puntúa este post:

Siempre me gusto contar mis viajes y siempre lo hice.

Desde mis primeras andanzas por lejanas geografías, hace ya muchos años, me gustaba al regresar compartir con mis amigos las increíbles aventuras vividas. Eran tiempos de diapositivas y de largas tardes de conversaciones y sueños, unos cumplidos y otros pendientes.      

Para algunos, nunca fue mi caso, eso de contar los viajes se convirtió en una importante fuente de ingresos y sino que se lo pregunten por ejemplo a Robert Ripley, el creador de del Museo “ Aunque usted no lo crea” que a mediados del siglo pasado se subvencionaba parte de los gastos de sus expediciones con las conferencias que daba al regreso. En ellas mostraba parte de los objetos que traía, las fotografías y contaba mil y una anécdotas, muchas de ellas consideradas inverosímiles para sus oyentes. Miles de personas acudían a escucharle y obviamente pagaban con sumo placer la entrada a sus conferencias. Pero no fue el único, exploradores de la talla de Shackleton, Admunsen y muchos otros consiguieron paliar los tremendos gastos de sus expediciones con este tipo de actos.

Con mucha modestia pero con la misma ilusión estaré el próximo miércoles en Valencia junto a mis buenos amigos Fernando Sánchez Heredero, Xavier Moret y Paco Nadal para hablaros de nuestro último viaje por tierras niponas.

Japón nos apasiona y hablaremos de paisajes y gentes, de comidas y bebidas, de templos, peregrinaciones y lugares sagrados, de libros, de lugares no muy conocidos, de katanas y samurais, de trenes de vapor, de hoteles legendarios y de muchas más cosas.
Anímate y acompáñanos. Por cierto nosotros no cobramos nada, es gratis.   

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario