Tenerife, paraíso de otoño

Tenerife, paraíso de otoño
Puntúa este post:

El otoño ha llegado ya definitivamente este año con su manto de colores ocres. A pesar de ello, hay muchos melancólicos que todavía echan de menos el calor del verano, las noches largas y las actividades al aire libre. Para estos románticos de la estación estival, hoy traemos unas recomendaciones muy especiales. Porque no queremos presumir más de la cuenta, pero hemos descubierto el secreto para vivir en un verano eterno: Tenerife.

Las Islas Canarias, en su conjunto, forman un archipiélago de lo más peculiar. Cada una de ellas posee unas características diferentes que las hacen únicas, dentro de un conjunto por sí mismo muy atractivo. Sus cálidas temperaturas durante todo el año, unidas a la fauna y flora endémicas que las pueblan, las convierten en una opción inigualable para quienes huyen del frío.

Hoy nos hemos decidido por Tenerife y queremos proponeros los mejores planes para disfrutar del otoño más suave. No en vano Tenerife es conocida como “la isla de la eterna primavera”.

¿Preparados? ¡Nos vamos!

 

Subir al Teide

Es, quizá, el plan más recurrente cuando piensas en un viaje a Tenerife; pero no por ello deja de ser increíble. Te descubrirás en las faldas de un volcán de más de 3.700 metros de altura, que se encuentra en el mismo corazón de la isla. El paisaje volcánico y la paleta de colores que encontraréis a vuestro alrededor os fascinarán; y las vistas… Qué decir de las vistas… Se puede subir en coche o en teleférico, si todavía queréis hacer la excursión más curiosa; pero para acceder a su punto más alto es necesario un permiso especial.

 

Ver el Drago Milenario

El famoso ejemplar de Drago Milenario es una de las principales atracciones del norte de Tenerife. Este tipo de planta es típica de la zona de Macaronésia, que comprende Azores, Canarias, Cabo Verde, Madeira e Islas Salvajes. Lo más peculiar del de Tenerife es su longevidad, que se estima entre los 800 y los 1000 años; además de su tamaño, con unos 18 metros de altura. Tendréis dos opciones para disfrutar de él: gratis, desde el mirador de la Plaza San Andrés de Cáceres o pagar la entrada al Parque del Drago y poder verlo de cerca.

 

Explorar la Cueva del Viento

Cerca de la visita anterior, se encuentra otra de las experiencias únicas en Tenerife: la Cueva del Viento. Encontraréis una cavidad volcánica con forma de tubo, que se creó hace más de 27000 años por la lava de las erupciones del volcán Pico Viejo. Si os gusta la espeleología o alguna vez habéis sentido curiosidad por esta actividad, es vuestro momento. Para los claustrofóbicos, recomendamos no tener miedo, ya que, aunque las galerías se extienden 18 kilómetros bajo tierra, el tramo transitable es de unos 200 metros. La visita incluye una proyección, un guía que os acompañará durante todo el trayecto, linterna y cascos, transporte a la cueva en 4×4 y un paseo por el bosque.

 

Ver cetáceos en Adeje

Los amantes de los animales también encontrarán en Tenerife opciones para disfrutar de la fauna. Las excursiones para ver de cerca los cetáceos que habitan sus aguas os encantarán. Se trata de una propuesta ecológica, que no provoca un impacto negativo en estos seres vivos. Durante la travesía en barco es fácil llegar a ver en torno a la veintena de ejemplares de ballenas y delfines. Otra de las experiencias únicas en esta isla del Atlántico.

 

Hacer kayak entre Gigantes

En la zona noroeste de la isla, se encuentra uno de los paisajes más imponentes de Tenerife: los acantilados de Los Gigantes; paredes rocosas de unos 600 metros de altura, que sirven de hogar a las especies de aves que anidan cerca del lugar. Desde la localidad que lleva el mismo nombre, se puede observar este precioso paisaje de roca; pero lo verdaderamente increíble es contemplarlo desde el mar, a bordo de un barco o, casi mejor para los aventureros, de un kayak.

Pasear por el casco histórico de la Laguna

La antigua capital de Tenerife -hasta que Santa Cruz se impuso- es una localidad llena de vida en la que han cohabitado artistas y aristócratas canarios durante siglos. Su glorioso pasado está todavía latente entre sus calles y edificios, que se mantienen tal y como eran en el siglo XV. Un paseo por la ciudad os llevará a conocer de primera mano uno de los cascos históricos del mundo que se han declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. En este caso, desde 1999, se considera el inspirador de grandes ciudades coloniales como Lima o Cartagena de Indias.

Darse un chapuzón en Garachico

A lo largo y ancho de Tenerife, encontraréis varias piscinas naturales, más conocidas como charcos. Entre todas ellas, las de Garachico son las más famosas. Podréis disfrutar de un baño entre rocas volcánicas, pero también de los alrededores, ocupados con calles adoquinadas que alojan multitud de restaurantes y heladerías.

 

Disfrutar del fondo del Atlántico

Podéis elegir entre buceo o esnórquel y, en los dos casos, disfrutaréis como niños de las profundidades del Atlántico. Cualquier zona de Tenerife, con un buen guía que os acompañe y ayude, es una gran opción para observar el fondo marino. En la zona de Los Gigantes veréis formaciones rocosas submarinas que recuerdan a La Atlántida; y si preferís disfrutar de la vista de pequeños animales podéis optar por el sur de Tenerife.

 

¿Te has convencido ya? 

Pincha aquí ⬇️ y disfruta de Tenerife, el paraíso de otoño, de la mano de Travelplan

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario