Visita Cuba y no te pierdas nada

Cuba es la isla más grande del Caribe, el paraíso que atrapa cada año a miles de viajeros y con el que otros tantos sueñan. Colorido, alegre, lleno de gente hospitalaria y con ganas de vivir la vida. Uno de los destinos más atrayentes y auténticos del mundo. Los que conocen Cuba coinciden: es uno de los lugares que ver antes de morir. Coge tu mochila y cálzate tus mejores zapatos de baile, que nos vamos a recorrer el país a ritmo de salsa.

Lo primero que debes saber antes de viajar a Cuba es que tu pasaporte y visado deberán estar al día y deberás acompañarte de un buen seguro de viaje. También necesitarás un adaptador de corriente, si quieres llevar tu cámara cargada durante todo el viaje -sería una pena no inmortalizar tan bonitos paisajes-; y calcular el presupuesto para poder hacer el cambio de euros a pesos convertibles (su valor es el mismo que el del dólar).

La Habana

Es la ciudad más grande de Cuba y el principal puerto comercial del país. Se fundó en 1515 y tanto locales como visitantes coinciden en que es un lugar lleno de personalidad, rincones especiales, historias a la vuelta de cada esquina y colores que te atrapan desde el minuto uno. Una ciudad de película. El Malecón, la Catedral Vieja o la imponente Plaza de la Revolución son tres de las visitas que no se pueden eludir al llegar a La Habana.

Debemos saber que se estiman necesarios tres días para poder conocer La Habana en condiciones. Mucho mejor si podemos alargarlo a cuatro, porque viviremos su esencia con más calma, lo que nos hará disfrutar mucho más.

Varadero

Varadero es el paraíso en tierras cubanas. Cuando lleguéis allí, veréis que no hay descripción más exacta. Podréis disfrutar de todo tipo de deportes de agua, como snorkel, buceo, un paseo en moto acuática; incluso, un rato de nadar entre delfines. Varadero está pensado para el descanso.

La zona costera más famosa de Cuba conquista por su playa, la más larga del mundo; pero no solo eso. Os espera la naturaleza en estado puro: aguas turquesas, cavernas esperando a ser exploradas y la Reserva Natural de Varahicacos, 30.000 hectáreas de flora espectacular, fauna autóctona, sobre todo formada por aves y reptiles, e interesantes restos arqueológicos.

Trinidad

La opción para conocer la Cuba más auténtica, un verdadero viaje al pasado en el que podrás descubrir una de las poblaciones más visitadas por los turistas de todo el mundo, pero que nunca ha perdido su esencia. El Casco Histórico de Trinidad fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1988, gracias a su Plaza Mayor, la iglesia de Santa Ana, el Museo Histórico o el convertido en galería de arte Palacio Ortiz; entre otras joyas de la ciudad.

Santa Clara

Santa Clara rezuma historia en cada una de sus calles. Es uno de los lugares clave de la Revolución Cubana y sede del Mausoleo del Ché Guevara, referente cubano donde los haya. Una ciudad muy especial llena de una energía única y diferente, de sueños y deseos de libertad traídos por el Ché.

Probablemente, te pillará de paso hacia otros destinos cubanos. Nuestra recomendación es que detengas por unas horas tu viaje y disfrutes de Santa Clara, de pasear por sus calles y caminos, de dejarte contagiar un poquito por ese espíritu revolucionario.

Holguín

Se considera uno de los puntos turísticos más importantes de la isla. Su ambiente algo más moderno, contrasta con la visita anterior, aunque su centro urbano, al igual que en resto del país, está repleto de referencias al nutrido pasado cubano: desde el Parque de Calixto García, la Iglesia de San José o la Catedral de San Isidro; hasta llegar a Loma de la Cruz, el punto más alto de la ciudad, un mirador en el que disfrutar de las vistas de Holguín.

 

Santiago de Cuba

Conocida como la Cuna del Son, ha sido lugar de nacimiento de grandes músicos cubanos y grandes fiestas populares amenizadas al ritmo de comparsas y trompetas; además de bolero y rumba. Posee todo tipo de rincones pintorescos con un carácter auténtico y único. Sus calles te llevarán a conocer rincones tan especiales como la escalinata del Padre Pico, la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, el cementerio de Santa Ifigenia o la tumba de José Martí.

Aunque uno de los atractivos más recomendados de la zona es La Gran Piedra, un mirador natural situado a más de 1200 metros de altura, desde donde, en días despejados, se puede divisar hasta Jamaica.

Nuestra gran recomendación es viajar a Cuba sin miedo a que el tiempo apremie; es decir, el mayor número de días posible, para disfrutar del país en toda su esencia; ya que lo más destacable dentro de sus fronteras es la personalidad de los cubanos, llena de energía, buen rollo y ganas de baile. Sin duda, un destino único que no puedes aplazar más y que te recibirá con los brazos abiertos.

 

¿No puedes esperar más para visitar Cuba?

Pincha aquí debajo ⬇️, descubre nuestro viaje y disfruta de todas las comodidades de la mano de Iberia

Iberia

 

Echa un vistazo al resto de destinos de América a los que puedes llegar con Viajes Azul Marino e Iberia: Guatemala, Costa Rica, Perú, Colombia, Ecuador

🌎 ¡El mundo te espera! 🌎

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario