¿Cómo nace el mito del martes 13?

¿Cómo nace el mito del martes 13?
4.3 (86.67%) 9 votes

Una superstición es una “creencia que no tiene fundamento racional y que consiste en atribuir carácter mágico o sobrenatural a determinados sucesos o en pensar que determinados hechos proporcionan buena o mala suerte”. Y, a pesar de que todos conocemos su factor ilógico, caemos a diario en ellas. Hace un tiempo, hablamos sobre supersticiones por todo el mundo. Esta semana, aprovechando que ha sido la segunda del año con un martes 13, vamos a indagar un poco más acerca de este mito que inquieta a diferentes países.

¿Martes o viernes?

Todo depende del país en el que te encuentres. Seguro que en alguno de tus viajes o de tus películas favoritas has escuchado la misma frase que te repiten cada año, pero con mención al viernes: “viernes 13, ni te cases ni te embarques”.

Esto es porque en países como Cuba, Colombia, Uruguay, Argentina, Venezuela, México, Chile o los países del Mediterráneo, como España o Grecia, el martes es el día marcado en rojo. En cambio, en los países anglosajones el día de la semana cambia al viernes.

¿De dónde surge el miedo a esta fecha?

Existen numerosas teorías, leyendas y mitos que dan forma a todas las supersticiones alrededor del martes. Entre ellas, la que resuena con más fuerza es la que señala la caída del Imperio Romano en Constantinopla un martes. Ese mismo día, se produjo un eclipse lunar junto con un fuerte temporal que evitó que el antiguo Imperio Romano recibiese el apoyo que necesitaba. Dicho infortunio supuso un duro golpe de la historia para las potencias cristianas de la época, por eso, ese día pasó directamente a considerarse como una fecha de mala suerte.

Por otro lado, también en línea cristiana, el término “martes” está muy relacionado con Marte, el planeta rojo, que a su vez se vincula con Marte, el dios de la guerra para la mitología griega.

El número 13 tampoco se queda exento de polémica. Para muchos creyentes es el número de la mala suerte porque en la Última Cena se cuentan 13 personas, Jesús y sus 12 apóstoles. Judas, el traidor, toma esta cifra.

Por último, en lo que se refiere a referencias bíblicas, existen quienes afirman que también fue un martes 13 cuando se produjo la confusión de las lenguas en la Torre de Babel, condenando al mundo a no entenderse.

Lo nórdicos también han encontrado su propio motivo para ser cautelosos con el número 13: cuenta una de sus leyendas mitológicas que Loki, conocido por ser el dios más tramposo y maligno de sus relatos, fue el decimotercer invitado a una catastrófica cena que reunía a todos los dioses en Valhalla.

“Martes 13, ni te cases ni…”

Si hay algo que todos los martes 13 tienen en común es la típica frase agorera en rima. Eso sí, hay opciones para todos los gustos. Desde el clásico “martes, ni te cases ni te embarques”, con el añadido “ni de tu casa te apartes”; la opción más rural con el “martes, ni hijo cases ni cochino mates”; hasta el rebuscado “martes, ni tu casa mudes, ni tu hija cases, ni tu ropa tajes”.

 

Nosotros, que no somos supersticiosos, te dejamos a ti que elijas lo de la boda y nos encargamos del barco.

 

¡No te dejes llevar por supersticiones!

Pincha aquí ⬇️ y descubre todos nuestros cruceros

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario